Para acceder a funciones clave de este sitio, debes tener JavaScript habilitado.

Crea un bolso antiaburrimiento

Receta para el desastre: Ponle una larga misa (o una reunión importante o una cita con el médico), añade un niño inquieto y espera (o reza, según sea el caso) por una hora sin berrinches.

Pero no teman, padres o madres, porque existe una forma sencilla de evitar la crisis por el aburrimiento… ¡crear un bolso antiaburrimiento! Este bolso tipo tote lleno de juguetes silenciosos, libros y manualidades es una forma sencilla de mantener a tu pequeño entretenido y (relativamente) en silencio. Aquí te mostramos cómo hacer la tuya:

Comienza con el bolso

Ayuda a tu niño a elegir un bolso o un tote, y luego decórenlo juntos. El Statement Canvas Shopper o, para las manos más pequeñas, un Statement Canvas Mini Shopper pueden personalizarse con su nombre, un Icon-It divertido o incluso su propia fotografía u obra de arte. Puedes subir las obras de arte con pintura para manos de tus pequeños y crear un bolso que lleve su creación aun cuando “la obra original” se hayan desechado.

Lleva algo suave

Los niños más pequeños pueden disfrutar de tener un elemento cómodo o muñeco que puedan abrazar mientras los grandes están ocupados. Los niños más grandes, pueden elegir muñecos blandos o marionetas de dedos para un juego creativo en lugar de figuras de acción plásticas y ruidosas.

Añade un poco de diversión

Una actividad simple mantiene los dedos ocupados. Los juguetes antiguos, como las tarjetas para tejer, las muñecas de papel o los juegos de memoria no requieren mucho espacio y se pueden disfrutar una y otra vez.

Incentiva la lectura y la escritura

A los bebés y a los niños que aún no saben leer les encantan los libros con diferentes texturas y tapas que se pueden abrir y cerrar. Los niños más grandes puede que disfruten de libros apropiados para su edad o de un cuaderno y un lápiz para practicar su caligrafía. Incluye libros para colorear y crayones (siempre y cuando sepas que los usarán solo sobre el papel).

Incluye algunos juguetes y actividades que le agraden a tu hijo para personalizar su bolso con todo lo que lo mantenga contento. Ten tu bolso siempre lista en el auto o en la pañalera para llevarla siempre contigo donde sea, y cambia los juguetes y los juegos con frecuencia para mantener el interés de tu hijo. Y lo más importante, diviértete, porque son pequeños solo por un rato.