Para acceder a funciones clave de este sitio, debes tener JavaScript habilitado.

¡El cubo de almacenamiento convertido en monstruos de bricolaje, hacen que la organización sea divertida!

Recoger juguetes, juegos y ropa nunca es divertido, ¡excepto cuando hay un monstruo involucrado! Por eso se nos ocurrió una idea artesanal original para convertir nuestros siempre populares contenedores de almacenamiento Your Way® Cube o Your Way® Rectangle, en un divertido monstruo en el que los niños puedan guardar sus pertenencias.

Esto no solo ayuda a mantener ordenados los dormitorios y salas de juego, sino que también resulta en una excelente decoración y un regalo adorable que encantará a tus niños. Estamos seguros de que este es un monstruo que tus niños querrán tener debajo de sus camas… ¡o en sus armarios!

Lo que necesitarás:
  • 1 lámina de espuma blanca con respaldo adhesivo (el color es opcional)
  • Un par de ojos saltones con respaldo adhesivo, el tamaño y la cantidad de ojos es opcional
  • Tijeras o cuchilla de manualidades
  • Plantilla GRATIS de dientes de monstruo (Se incluyen tamaños de Your Way® Cube y Rectangle)
  • Barra de pegamento (para otras o adicionales opciones de diseño)

Cómo hacerlo:

  1. Escoge entre un Your Way® Cube con tapa de Cubo que haga juego, o un Your Way® Rectangle con tapa de Rectángulo que haga juego con el color o impresión que deseas que sea tu monstruo.
  2. Imprime la plantilla de dientes de monstruo de más abajo y corta dos líneas de dientes en la lámina de espuma con respaldo adhesivo para tu cubo o rectángulo. Si lo prefieres, también puedes diseñar tus propios dientes, pero asegúrate primero de medir la ventana o panel de tu contenedor.
  3. Pela y pega los dientes en la ventana transparente de PVC o al panel de pizarra de tu contenedor, alineando los bordes planos con el borde superior e inferior.
  4. A continuación, identifica el borde frontal de tu tapa y colócala en tu contenedor. Esto te ayudará a decidir en qué lugar colocarás los ojos saltones.
  5. Ahora, pela y pega los ojos en su sitio en el borde frontal de la tapa. ¡Has creado un monstruo!

Si lo deseas puedes agregar más ornamentos: Quizás algunas manchas hechas con láminas de espuma en colores contrastantes, o pestañas, cuernos, orejas o una nariz. ¡Quizás hasta pegarle un poco de piel sintética o plumas en la tapa para simular el cabello!

Considera la posibilidad de apilar algunos cubos de monstruo para crear una divertida torre o alinearlos en los estantes para crear una fila de monstruos. ¡Lo más importante que debes recordar es divertirte y ser creativa!