Para acceder a funciones clave de este sitio, debes tener JavaScript habilitado.

Cómo anudar una bufanda: 10 looks estupendos

¡Una de las formas más fáciles de agregar variedad a tu look puede que esté oculta en tu armario! Una bufanda rectangular larga es una de las piezas de vestir más versátiles en cualquier vestuario, y con tantas maneras de usarla, es también una de las prendas más valiosas. Desde nudos rápidos y envolturas simples hasta capuchas creativas y más, lee 10 de nuestros consejos favoritos para atar las bufandas.

1. Arrastre simple

Sostén tu bufanda por la mitad, después pásala por la parte posterior de tu cuello. Alcanza tu mano a través del lazo y agarra ambos extremos sueltos. Tira de los extremos a través del lazo creado por el extremo doblado y ahuécalo alrededor de tu cuello.

2. Pañuelo en cascada

Forma un lazo suelto alrededor de tu cuello con la bufanda, de manera que uno de los extremos cuelgue mucho más bajo que el otro. Tira de una de las esquinas del extremo largo a través de tu pecho y dóblalo en el lado opuesto del lazo alrededor de tu cuello. Dobla ambas capas juntas de manera que no quede espacio visible entre ellas. La esquina suelta colgará en el centro, creando una forma elegante de pañuelo.

3. Chaleco sobre los hombros

Para destacar más el factor de calidez en unión de tu estilo, envuelve la bufanda alrededor de tus hombros y anúdala detrás en tu espalda. Tira de los lados de la bufanda hacia abajo de tus brazos para formar mangas que cubran. ¡Esto funciona muy bien con los topes escotados en la espalda y los vestidos sin mangas!

4. Lazo clásico

¡Simple en extremo, con muchas maneras de mezclarlo! Para un look clásico que resulta increíblemente rápido, coloca la bufanda al frente de tu cuello de manera que los extremos cuelguen en tu espalda. Cruza los extremos detrás de tu cuello y lleva cada uno de ellos alrededor del frente. Deja que ambos extremos cuelguen libremente.

5. Lazo Bohemio

Para darle a los extremos un look en cascada, primero dobla tu bufanda por la mitad a todo lo largo, pero sin alinear los lados. Inclina el pliegue para crear una forma en V en cada lado. Después manténla casual dejando caer el lazo frontal alejado del cuello antes de llevar los extremos rematados al frente.

6. Bufanda en la cabeza

Dobla varias veces tu bufanda a la mitad a todo lo largo (en dependencia del ancho). Comenzando en la frente, envuelve la bufanda doblada hacia abajo y alrededor de la nuca y la parte posterior arriba hacia el frente. Ata los extremos en un nudo holgado. Mete los extremos debajo de la bufanda, para lograr un look limpio, o deja que los extremos sobresalgan para darle un estilo retro.

7. Chaleco con cinturón

¿Qué puede ser más fácil? Dale brillo a tu look y muestra ese hermoso patrón, convirtiendo tu bufanda en un elegante chaleco. Coloca la bufanda alrededor de tu cuello con los extremos colgando al frente de forma uniforme. Después, abrocha un cinturón de cualquier ancho sobre los extremos de la bufanda y ahuécalo un poco para asegurarte de que puedes mover tus brazos libremente.

8. Chaleco cruzado

Agrega algún detalle creativo cruzando los extremos uno sobre el otro antes de ceñirte la bufanda.

9. Chal de cuello acogedor

Para lograr un look de bufanda infinita con cualquier bufanda, comienza por enrollar la bufanda a todo lo largo. Circunde tu cuello suavemente dos veces y asegúrala con un medio nudo en la espalda.

10. Encogimiento de hombros simple

Verdaderamente simple: ¡Solo tira la bufanda alrededor de tus hombros!